Blancanieves y un enano

BlancanievesPerla era hermosa como un paisaje muy nevado. Es decir, un paisaje muy nevado parece algo hermoso, pero en realidad es igual a cualquier otra cosa tapada de nieve, todo es blanco con algo de gris y nada más. Si ves un paisaje antártico, siberiano, tibetano o si nevó mucho en Berazategui, no notás la diferencia. Bueno, Perla era algo así, bien blanca, el cabello negro y largo, ojos grises, altísima, delgada, tirando a perfecta digamos, pero no tenía una pizca de personalidad. No había en ella un solo rasgo distintivo, algo genuino que indicara: “así es Perla”.

Para colmo le pusieron Perla. ¡Perla! Para que nazca una perla, quién sabe cuánto tiempo pasa una ostra transformando un simple granito de arena en una bolita preciosa, única… no hay una perla exactamente igual a otra. Nada que ver con ella, que no encontraba la forma de ser única, particular y preciada.

Lo intentaba, sin embargo. Dudosamente haya sido una decisión consciente, pero de alguna manera eligió el camino más fácil para inventar un modo de ser: no gastaba ni un poquito de energía en ser simpática, no se molestaba en cultivar amistades y ante la duda prefería adoptar una actitud distante, fría, lindando con la maldad. Porque es re fácil. Es mejor decir que no te interesa caerle bien a la gente, a reconocer que no le caés bien a nadie. Es mejor decir que no necesitás amigos, a reconocer que nadie te quiere de amiga. Es mejor hacerse la mala, que intentar ser buena gente.

Claro que para vivir en sociedad tenía que pagar algún precio cada tanto (o al menos algunos peajes). Cuando realmente necesitaba algo de alguien, dibujaba una sonrisa como quien se pega un bigote falso. Cuando necesitaba caerle bien a alguien, ensayaba una vocecita aniñada tan poco creíble que hasta un bebé de un año bien podría haberle dicho “¡pero madurá!”. Otra táctica era la de mimetizarse con otro para tener forma de algo. Pero quizá el costo más alto era que a la larga tantas mutaciones la dejaban vacía de entidad. Por ejemplo, era muy fácil darse cuenta de cuándo tenía novio nuevo porque sus listas de mp3 cambiaban por completo. Si el tipo era escritor, ella andaba con libros nuevos bajo el brazo. Si en cambio era teatrero, aguantaba estoicamente aburridísimas obras. Si resultaba ser músico, iba corriendo a sacar entradas para cualquier concierto. Menos mal que hasta el momento no se metió con ningún buzo porque sería muy capaz de andar por todos lados en patas de rana.

Daban ganas de regalarle un GPS (Gain Personality Soon) para que se orientara un poco y dejara de andar vagando por calles sin salida, ensayando en cada una, una postura diferente, una forma de vestir adoptada, una actuación tras otra, con el magro resultado de seguir vacía y encima con mala onda.

Sin embargo, muchas veces uno encuentra lo que busca en donde menos lo espera.

Una tarde fue a tomar el té con una “especie de amiga” en uno de esos lugares en donde las mamás pueden charlar un rato mientras sus hijitos juegan al cuidado de alguien más. Algunos hacían piruetas en el pelotero, otros corrían de aquí para allá y otros jugaban en donde les daba la gana, por ejemplo en el medio del paso, entre las mesas o debajo de las mismas.

Había un grupo de chiquitos muy tranquilos sentados en el suelo, jugando a personificar cuentos de hadas. Al igual que Perla, hacían de cuenta que eran otros y se disputaban los papeles de princesas, duendes, príncipes y hadas. Perla saludó a su “especie de amiga” y cuando se dispuso a salir se topó con estos nenitos. Un peaje sencillo de pasar. Solo se trataba de niños… con pegarse la sonrisa postiza y usar la (ahora) muy útil vocecita de nena, más que suficiente: “Permisooo… ¿pueeedo pasaaaar?” El de 3 años miró hacia las alturas hasta encontrar la cara de Perla. La estudió unos segundos frunciendo el ceño y luego se presentó: “Yo soy el rey, ella es un hada y ella la princesa… ¿y vos quien sos? … … ¡Ah! ¡Vos sos la bruja!”

Por fin.

She’s So Cold WATCH

The Rolling Stones - She s So Cold

Anuncios

3 pensamientos en “Blancanieves y un enano

  1. Excelente pintura. Gracias por la forma tan natural de escribir, tus personajes son creíbles inmensamente. Parecen seres de a la vuelta de la esquina. Abrazo y avanti!!!!!!

Contame vos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s