Palabras Palabras

palabras¿Y cómo era?

Siempre fue más bien callado. Su perpetua sonrisa a medias daba la impresión de que tenía la mente en blanco, de que no había nada dentro de él, alguien que no habla porque no tiene nada interesante para decir (un gran gesto de altruismo para con los demás, algo sumamente inusual, hay que decirlo). Hasta parecía un poco tonto. Error. Resultó ser quien me diría las palabras que cualquier chica quiere escuchar, inclusive yo. Creo que hasta tenía la capacidad de detener el tiempo en esas contadas ocasiones, solo para hacerse oír, para que yo oiga. Quizá por eso no me acuerdo mucho de los demás, solo de él.

No sé cómo explicarlo, si era lo que decía, cómo lo decía o las dos cosas. En esa época la gran mayoría de mis amistades eran varones. Me divertían mucho sus groserías y más me divertía ser la chica de todos y la novia de ninguno. A excepción del tonto. Él estaba en ese círculo, pero en segundo plano, observando, escuchando, sonriendo, el tontito del grupo ignorado por mí. Y sin embargo era el único que lograba sacarme de mi distracción por default cuando se le antojaba. Una noche en un bar cualquiera, mientras los demás enturbiaban el ambiente con sus brutalidades, por primera vez emergió de la sombra. Sentí cómo sus ojos detuvieron el aire envolviéndolo sobre mí. Ahogó los ruidos con un ligero suspiro y dijo: “Vera, sos la mujer con las piernas más hermosas que haya visto nunca.”

No sé si no me mojé.

Teníamos un cumpleaños. Dejé que pasara a buscarme cuando ni siquiera me había lavado el cabello, dejando en claro que para mí su tiempo no valía nada. Me esperó. Mientras me peinaba, canté como si él no estuviera: Ahora ya no llora, preso en mi ciudad aha aha, casi ya no llora, atrapado en libertaaaaad… Mientras tanto, él miraba a la pared y meneaba levemente la cabeza. Inesperadamente se volvió hacia mí: “¿Sabés? A mí no me gustan los Redondos, pero me acabo de dar cuenta de que si la canción la cantás vos, me encanta… tenés la voz de un ángel.”

Cosquillas en mi espalda. ¿Serían las alas que nunca antes había tenido?

Confundí su parquedad con timidez, su silencio con insignificancia. Me pareció que provocarlo y despreciarlo al mismo tiempo era diversión gratis. Él me dedicaba sus mejores halagos y yo le pagaba con burlas, me obsequiaba puras perlas a cambio de mi arena, para que siga cultivando. Jamás se quejó. Una tarde paseábamos en su auto, él muy relajado, feliz de tenerme a su lado, yo tensa y áspera como de costumbre, para molestarlo. Aprovechó un silencio casual y con toda serenidad me aniquiló: “Vos no te das cuenta, pero sos un diamante en bruto. Y yo, yo voy a pulirte, no me voy a cansar hasta darte la forma perfecta. Yo voy a ser tu Pigmalión.”

Por un microsegundo me sentí Galatea, mi coraza de marfil cediendo al calor de los dedos de mi Pigmalión. Pero el microsegundo pasó y el frío marfil no cedió. No sé por qué, no sé…

Creo que me amaba.

Creo que jamás lo amé.

Creo que fue mi juguete.

Creo que jugó conmigo.

Hasta que se casó Dany. Una lujosa fiesta en la que las mujeres parecían escapadas de una tienda de disfraces y cualquier perdedor con corbata se veía respetable. Yo en cambio no me vestí de largo ni fui a la peluquería, me arreglé así nomás… si total iba con él. Aún así me trató como si fuera el centro de la fiesta. No despegó su negra mirada de mí ni siquiera por un minuto. Me adoró. Me idolatró. Y delante de todos declaró: “Esta noche nos ponemos de novios, vas a ver… después de la fiesta.”

Por primera vez lo vi. Era hermoso, y estaba radiante.

¿Y?

No sé, al final la fiesta terminó y no me dijo nada… después de un tiempo no supe más de él.

¿Nada? ¿Y no se volvieron a ver? Increíble que haya quedado todo ahí… Hmmm, bueno, no te habrás casado, pero por lo que contás me imagino el voltaje de sexo que habrás tenido con el calladito!

Aahh sí… es decir, no.

¿?

No… nunca nos acostamos. Nada más tuvimos sexo oral… bueno, verbal.

Bang Bang (My baby shot me down) LISTEN

How Does That Grab You - Nancy Sinatra

Anuncios

2 pensamientos en “Palabras Palabras

  1. Quién juega con quién? que temita eh!!
    gracias por poner el enlace a Pigmalión, me ahorraste una googleada
    y como siempre la música exacta
    Te estuve leyendo TODO! pero soy queso comentando así que me ahorré para el último
    me re gustó!
    hoy es sábado… te dejo un fernet cola y el mate (infaltable) para la mañana
    Besosss
    P/D: espero no llevarme nada nuevo hoy, estoy mayor y no puedo con todo!!

Contame vos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s