Esther y el Deflower Power

1962 – Esther y yo no fuimos hechos para vivir en esta sociedad retrógrada.  Esther y yo nos entendemos mutuamente y nadie más nos entiende. Esther y yo no aceptamos el modo de vivir de los demás. Esther y yo, sin embargo no somos boludos y tratamos de que no se note tanto… dos solos contra el mundo no tienen chance.

Soy el primo mayor de Esther. Esther es la menor de sus hermanas. Y aunque los genes así no lo han querido, Esther y yo, somos como hermanos, cómplices y confidentes en todo. Pobre Esther, dueña de un espíritu liberal, vino a nacer en el seno de una familia de lo más pacata. Para mí es más fácil, yo puedo tener las mujeres que se me antojen y jurarle a la que vaya a ser mi esposa que soy puro como un angelito. Pero Esther, como cualquier otra chica tiene que llegar virgen al casamiento y el problema es que la pobre es floja de abajo y le cuesta una barbaridad. Se la pasa en la cuerda floja, tratando de no caer en el abismo de las casquivanas que jamás se casarán.

Mis tíos ya notaron que con Esther hay que tener cuidado. Sus otras hijas les salieron juiciosas y se casaron de blanco, como corresponde. Pero con Esthercita ¡cuántos dolores de cabeza! Yo creo que son unos hipócritas, y mis estúpidas primas, también. Por eso Esther sólo llora sobre mi hombro, por eso me cuenta sus aventuras y desventuras. Porque yo no la juzgo.

Pero al que viene tambaleando, cualquier piedrita en el camino lo hace caer. Y la piedrita de Esther se llama Félix, un tanito ardiente que la vuelve loca y no va a parar hasta llevársela a la cama. “Adolfo, vos me entendés, yo me muero por acostarme con Félix, pero ¿y si después me deja? ¡No me caso más! Y vos sabés que algún día yo quiero ser madre.” “Esther, vos sabés cómo pienso. Si estás metejoneada con el tanito, deberías hacer lo que sentís. Pero si el precio que te pone la realidad es tan alto, fijate.

Al poco tiempo, me llamó por teléfono, totalmente alterada: “Adolfo, necesito ayuda ¿nos podemos ver?” “Bueno Esther, calmate y contame.” “Necesito que me acompañes a ver a un ginecólogo.” “¿Te acostaste con Félix?” “Sí, pero ese no es el problema. El problema es que no sangré ¡ni una gota! Mis hermanas me dijeron que cuando perdés la virginidad te sale un montón de sangre.” “Tus hermanas son unas exageradas, o tienen la cachucha muy cerrada. Claro que sangran, pero un poco.” “¿Y vos cómo sabés?” “Esther, me extraña.” “Sí, ya entiendo, pero es que estoy tan nerviosa. Te juro Adolfo, ni una gota, y ahora mi novio no me cree que él es el primero.” “Bueno, dale, yo te acompaño. Pero me voy a tener que quedar afuera, si no se van a pensar encima que soy tu novio.” “Sí, sí, vos esperame en el café.”

Después de no menos de tres cafés y cinco cigarrillos, apareció Esthercita, pálida, con la mirada perdida y los labios temblorosos. “¿Qué te dijo el doctor?” “No puedo creer que me pase esto a mí Adolfo, no puede ser. ¿Sabés qué me dijo? Me explicó que cuando se pierde la virginidad, el sangrado se debe a la rotura del himen – yo recién me entero que tengo un himen ahí abajo. Yo le juré que nunca antes había tenido relaciones y que sin embargo no sangré, entonces me examinó y me dijo que mi himen es muy elástico y que raramente se vaya a romper, y entonces nunca voy a sangrar. ¿Vos podés creer semejante desgracia?” “¡Qué macana Esthercita! Ahora entiendo por qué esa cara. El tarambana de Félix no es capaz de entender eso… pero no te pongas así Esther, a lo mejor encontrás un muchacho inteligente y moderno que te va a entender y te va a querer por lo que sos.”

Lejos de calmarse, el llanto contenido de Esther se abrió paso violentamente en la atmósfera opaca del bar: “Aaahhh, buuaaa, snif, snif… No me entendés Adolfoooo, no me impoooorta el estúpido de Féliiiix… snif, snif… Lloro porque si hubiera sabido esto antes ¿sabés con cuántos me hubiera acostado ya? Si total daba lo mismoooo, buaaaaa…

Pussy Power LISTEN

Anuncios

9 pensamientos en “Esther y el Deflower Power

  1. Me encantó!..de lectura ágil y entretenida.

    Y ya que tenía razones para llorar Esther…eso es lo que se llama perder tiempo.

    Saludos!

  2. Este es el Poema Instantes de Norteamericana de Kentucky Nadine Stair
    Y que muchos le atribuyen a Jorge Luis Borges

    Si pudiera vivir nuevamente mi vida.

    En la próxima trataría de cometer más errores.

    No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.

    Sería más tonto de lo que he sido, de hecho

    Tomaría muy pocas cosas con seriedad.

    Sería menos higiénico.

    Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría

    más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos.

    Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería

    más helados y menos habas, tendría más problemas

    reales y menos imaginarios.

    Yo fui una de esas personas que vivió sensata

    y prolíficamente cada minuto de su vida;

    claro que tuve momentos de alegría.

    Pero si pudiera volver atrás trataría de tener

    solamente buenos momentos.

    Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,

    sólo de momentos;

    no te pierdas el ahora.

    Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin termómetro,

    una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas;

    Si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

    Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo a principios

    de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño.

    Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres

    y jugaría con más niños, si tuviera otra vez la vida por delante.

    Pero ya tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.

  3. genial! gracias por tus relatos, siempre, siempre , siempre sé como me voy a ir de acá!
    =D

    Bessooss, te dejo un mate espumociento!!

  4. Anónimo: hay lágrimas más amargas que saladas :-P

    Harold: yo le agradezco que nos haya iluminado sobre este tema, pero a) me deprimió y b) me ocupó mucho lugar en el blog. Contrólese, se lo pido por favor!

    Girl: ¿vos te imaginás si al menos tuviéramos algunas pistas? no te digo ver el futuro porque sería un embole… todos realmente deseamos que Esthercita haya podido compensar la pérdida de alguna manera.

    MC: no me podrías haber dejado mejor regalo!!

  5. juá! buen final!! y si, cuenta para varias, si hubiéramos sabido antes, si, se podría haber aprovechado más!!

  6. Uhh tiene razón el poema largo me sacó de contexto para mal jajaj.
    Guardar para después es lo que yo llamo una violación del presente.
    Un beso!

  7. bueno, al menos le queda tiempo para ponerse a tiro, ¿no?
    veo continuidad, éste, sobre el himen elástico, el próximo sobre la chota majestuosa.
    jijiji
    salud!

    • Sí, tengo miedo de terminar como Michael Douglas que lo tuvieron que internar por adicción al sexo (me imagino que no le permitieron ponerla más!! no quiero terminar así) :D

Contame vos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s