Killer

El tipo cuando sólo tenía unos añitos le quemó media cocina a la madre con el jueguito de química. Logró vaciar una caja de bombones de varios pisos sin deformarla, dado que se robaba pacientemente  sólo los de adentro para que la madre no se diera cuenta. Un día la vecina dejó a su loro en la casa de él para que se lo cuidaran y no se le ocurrió mejor idea que darle miga de pan embebida en vino. El loro quedó colgando de una pata y casi se muere. En la escuela, ante una profesora nueva se puso la lapicera en la boca  y se acodó sobre el pupitre con los antebrazos al revés para parecer una persona amputada. Al comenzar el dictado destrabó los brazos y comenzó a escribir como si tal cosa. Castigado con gusto. Aunque tenía acomodo, hizo de todo para parecer mentalmente insano y zafar del servicio militar. Y lo logró. Por supuesto no había trabajo que le gustara y se hizo estatal. Atención al público. Pobre público. Y pobres compañeros. Le molestaba en particular una mina que siempre lo saludaba tocándole la corbata. Empezó a limpiarse con ella la última gota después de orinar. No logró que ella dejara de tocarla, pero mejor así. Lleno de manías. Nunca fue ni irá al telo porque dice que lo espían detrás de los espejos. Jamás usa auriculares porque de solo pensar en lo que no puede oír, se imagina a Jason a sus espaldas. Piensa que si orina en un baño público, los gérmenes subirán por el meo a atacarlo. Si tiene que dormir en un hotel, duerme vestido y se baña con los borceguíes puestos. A cualquier reunión siempre se lleva su propia botella. Desprecia por igual a inmigrantes de países limítrofes, compañeros de trabajo, el público de atención al público, todos los que no comparten sus gustos musicales, judíos, mujeres tontas, hombres poderosos, peronistas, hippies, y el resto de los estatales. Sin embargo, la persona que más odia es a él mismo. Tendría una vida perfecta si lo transfirieran a Villa General Belgrano y pudiera pasearse con una remera de la Luftwaffe, su tatuaje y sus llaveros esvásticos comprados en lugares del palo. Se hizo sindicalista sólo para estar en contra y tener derecho a faltar (más) al trabajo. Tiene varios vicios, pero las fobias pueden más, por lo cual nunca anduvo con mujeres promiscuas, no juega porque no piensa perder guita y todos los desparramos los hace en lugares y con gente que conoce. Tuvo el pelo largo, con rulos, rubio, rapado, negro, corto en la nuca y felpudo arriba, platinado y pelado. Tuvo chiva en la pera, triangulito bajo el labio, barba finita dibujada, todo de distintos colores y afeitado totalmente. Estos cambios se producían indefectiblemente cuando alguien le decía que algo le quedaba bien. Tiene un arma cargada en la casa y la usa sólo para alardear. Anduvo en auto, en moto, en ala delta, parapente y tirolesa. También toma el subte. No cree que el Hombre haya ido a la Luna, y no me acuerdo más.

Este es Killer, mi mejor amigo (sí, tiene amigos). Es la mejor persona que conozco porque él haría por mí lo que yo (y la mayoría de la gente normal) no sería capaz de hacer por nadie. Gracias por ser como sos.

Hurt LISTEN

 

 

 

 

 

Hurt LISTEN

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Contame vos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s